La difamación sistemática de los docentes uruguayos

La difamación sistemática de los docentes uruguayos
por Fernando Gutiérrez Almeira
Docente de Educación Secundaria en Matemáticas y Filosofía

religion

Hace ya varios días en un instituto de educación secundaria de la localidad de La Paz, Uruguay, en la periferia de la capital, Montevideo, dos estudiantes de conducta violenta se agredieron entre si y agredieron tanto a una docente como al director de la institución cuando estos trataban de detenerlos. La agresión a los funcionarios fue considerada por el sindicato docente como un hecho grave, lo cual es explicable sobre todo porque no ha sido típico a lo largo de los años que existan estas agresiones en la educación pública uruguaya hacia sus funcionarios y porque esta violencia que se ha venido repitiendo en los últimos tiempos se ha vuelto un síntoma claro de la inacción de los jerarcas políticos de la educación en cuanto a garantizar el decoro y las condiciones dignas en un ámbito que lo exige pues se trata justamente del ámbito donde los futuros ciudadanos uruguayos se forman (¿o diremos que es decoro y dignidad la institucionalización de los contenedores portuarios como salones?). El sindicato, que no necesariamente es representativo de todos los docentes, decidió que el medio acorde para denunciar estos hechos y aquella inacción era un paro que se realizó este 21 de setiembre de 2016, el día anterior al inicio de un asueto de primavera que le fue concedido por los jerarcas de la institución a los estudiantes y docentes.

La crítica al paro docente en nombre del gobierno por la Ministra de Educación no se hizo esperar. La misma aseveró: “Como siempre, no creo que los paros solucionen estos temas que son de convivencia, que deben tratarse colectivamente con los padres de los alumnos dentro del ámbito liceal, tratando de dar confianza de que dentro del liceo se mantiene el orden y la estabilidad para todos los alumnos y que los padres sean contestes en esa confianza depositada en los docentes. El parar no soluciona nada”.

Seguramente parar no soluciona la creciente ola de violencia, de falta de respeto hacia los docentes, de desconsideración hacia la tarea de los docentes tanto de parte de alumnos, como por parte de padres que desvalorizan su trabajo como, por supuesto, por parte del propio gobierno, que los ha convertido en chivos expiatorios de las consecuencias de su política educativa desviada y amorfa que ha llevado a la educación uruguaya a este callejón sin salida. Y el paro no puede tener ese objetivo, porque el paro es un intento de mostrar a la luz pública, denunciar ante el pueblo, una situación dentro de la institución educativa que es la expresión de todo un gran descalabro, descalabro que empieza fundamentalmente en la destrucción de la autoridad del docente, en el menosprecio de su trabajo y de su figura como formador y como catalizador de la cultura y la vida ciudadana. La ministra comete una falacia astuta al señalar que “parar no soluciona nada”, desviando la atención de los motivos claros del paro, porque efectivamente no lo hace sino que solo denuncia una situación que no se puede resolver ignorando que los agredidos, vilipendiados, difamados y llevados al irrespeto en esta seguidilla de actos violentos que van creciendo son los docentes.

Pero el menosprecio que emana de la falaz afirmación de la Ministra no es el peor y más insidioso sino que notoriamente en la prensa uruguaya se han levantado voces que han señalado este paro como netamente inútil, innecesario, contraproducente, y quizás, y aquí la insidia contra los docentes se depura en una vil sugerencia, solo motivado por el deseo de agregar un día más de asueto al plantel docente complementando su descanso de primavera. Burda patraña que no tiene en cuenta que las vacaciones que se dan en setiembre y en cualquier otro momento del año excepto enero no se les da en primer lugar a los docentes sino básicamente al alumnado y en todos los casos incluyendo períodos de exámenes. Patraña que tampoco tiene en cuenta que sea cual sea el día en que este paro se produce sus motivos son claros y graves. (¿Acaso los docentes tendrían estos asuetos si no existieran los períodos de exámenes? Cualquiera sabe la respuesta dada la mentalidad con que el gobierno ha venido tratando a los docentes.)

No voy aquí a endiosar a los docentes, ni victimizarlos, ni considerarlos algo más que simples humanos y trabajadores de la enseñanza, lleno de todos los defectos que se pueda humanamente tener. Pero está claro que la vía que una parte de la prensa uruguaya y el gobierno han estado transitando y han decidido firmemente transitar es la de minimizar la gravedad de la violencia creciente sufrida por los funcionarios de la enseñanza y en especial quienes ejercen la docencia directa, y al mismo tiempo caricaturizar a los docentes señalándolos ante la opinión pública como irresponsables, exagerados, quejosos, moralmente despreciables. Esa imagen del docente que han estado propagando y se empeñan en empeorar no es más que un aspecto de la misma agresión y el mismo ensañamiento que algunos alumnos han llevado al nivel de la agresión física. El prestigio es la base de la docencia, esto debe entenderse, pues sin ese prestigio no se puede ser educador, no se puede tener autoridad para guiar o aconsejar. Destruir ese prestigio es minar la educación pública, quebrarla moralmente, convertir al docente en el chivo expiatorio cuando por el contrario debería ser tomado incluso como el agente del cambio educativo, de la correción del rumbo. Si se quiere hundir a la educación pública pues el camino más sencillo es precisamente hundir la imagen y el prestigio de sus docentes. Y esa es la tarea a la que se han entregado el gobierno y buena parte de la prensa uruguaya.

Se dirá que estoy exagerando pero no hay más que exhibir como muestra del ensañamiento que están sufriendo los docentes uruguayos los dichos que el periodista Gabriel Pereyra del diario El Observador estampó en su artículo “La revolución de los ignorantes comienza un lunes”. Allí sin el menor tapujo dijo: “¿Por qué los docentes paran hoy? Porque mañana y pasado no hay clases por las vacaciones de primavera y de esta forma tienen cinco días libres” De este modo deja bien en claro lo que piensa de TODOS los docentes uruguayos, con la inquina de su lengua bífida, que TODOS son inmorales, que están guiados por la pereza y la falta de honradez en el trabajo. Pero no se sacia con exhalar esos vapores humorosos de su cerebro sino que también dice: “A uno le cuesta sin embargo visualizar cuál es el logro que aspiran a tener con generaciones de estudiantes que reciben una educación cada vez más deprimida o, directamente, no reciben educación porque las clases se detienen todo el tiempo.¿Creerán que están formando militantes ignorantes para la causa revolucionaria? Una lucha de clases sin clases.En cualquier caso podemos tener una certeza: con estos vagos al frente de la tropa, el día que inicien la revolución no será un viernes.” Más claro echarle agua. Parece estar refiriéndose en esta última frase a los docentes sindicalizados pero el epíteto de “vagos” ya se sabe que se extiende a todos los docentes por igual, con total bajeza de criterio y sin el menor cuidado por el resultado de hacer pública semejante afirmación.

Para terminar solo quiero traer hasta aquí los dichos de un docente uruguayo, Julio Moreira, los cuales transcribo a continuación no necesariamente como reflejo de mi propio pensamiento:

“Es cierto lo que dice la ministra. Los paros no solucionan nada. Pasa que la responsabilidad de encontrar soluciones a los problemas de los liceos es de la ANEP, y quien debe asignar los recursos necesarios para viabilizar tales soluciones es el Poder Ejecutivo. Al detener las actividades, lo que el sindicato de profesores hace es denunciar la omisión de respuesta de las autoridades a históricos reclamos docentes: grupos reducidos, equipos multidisciplinarios, edificios en buenas condiciones y adecuados a las necesidades de un centro educativo (cantidad suficiente de salones, aulas multiuso, espacios para realizar actividades artísticas, gimnasios, patios), etc. La desatención a estos reclamos afecta negativamente no sólo a los trabajadores, sino también a los estudiantes. Porque los paros que se activan por agresiones a docentes no son contra los circunstanciales agresores (aunque así caractericen los paros los operadores políticos más reaccionarios), sino contra las estructuras socioeconómicas que generan violencia. No es el sindicato el que estigmatiza al circunstancial agresor: es la vida a la que lo ha condenado la sociedad en la que vive. Y en relación a este aspecto debemos ser muy claros: poco y nada puede hacerse desde el liceo para cambiar de raíz la vida de adolescentes que están obligados a trabajar, viven hacinados en viviendas muy precarias, se alimentan pésimamente, deben realizar todas las tareas del hogar, cuidan niños y/o adultos, tienen enfermedades no tratadas, son víctimas de agresión y/o explotación, etc. Es cierto: los paros no cambian ninguna de esas cosas. Quien sí puede hacerlo es usted, ministra. Y si no lo hace y tan sólo se limita a cuestionar el paro, entonces usted está parada en la vereda de los defensores de un sistema perverso que enfrenta pobres contra pobres. Que quede claro: el paro no es contra un pibe, sino contra el orden socioeconómico del que ese pibe es víctima.”

Anuncios

6 pensamientos en “La difamación sistemática de los docentes uruguayos

  1. Creo que en algunos aspectos tenes razón. Pero quiero aclarar que en la actualidad, principalmente en ciclo básico existen varios recursos que están destinados a intervenir y problematizar algunos problemas que existen en secundaria. Ya sea violencia, deserción, que los estudiantes no le encuentren sentido a estudiar, etc. Algunos de los recursos son: apte, pcp, psicólogo, entre otros. Que no son bien ejercidos y muchas veces no cumplen ni con un mínimo de lo que le correspone. Es una tema muy importante, que necesita ser dialogado y debatido por los distintos sujetos que hacen a la comunidad educativa. Hasta que esto no suceda. No van a existir cambios.

    • Estoy de acuerdo con lo que tú dices Belén, sin embargo esos recursos no son extendidos a TODOS los liceos por igual. Existen liceos que ni siquiera cuenta con la figura del psicólogo, mucho menos con la del asistente social, lo afirmo con conocimiento de causa. Tampoco se resuelve en el tiempo que cada joven se encuentra en la institución, y si a eso le sumamos la indiferencia de muchos padres de adolescentes problemáticos incapaces de asumir su rol, es una obviedad que no estaremos ni cerca de encontrar una solución definitiva. Saludos.

      • Totalmente de acuerdo con Alejandra, yo trabajo en dos instituciones périfericas y complejas y no tenemos ninguan de esas figuras, estamos ante una vulnerabilidad extrema!!!

  2. Agradezco profundamente el estado que publican, como madre de un alumno liceal, de 5° Humanístico, estoy totalmente de acuerdo, es sistemática, como la gota de la tortura china, todos los días, sin parar, todo el tiempo. Me ganaron de mano, hoy iba a publicar un estado hablando de esto, y no solamente de esto, de todos los temas, hay una difamación sistemática de muchísimos temas. Una vez más, GRACIAS!
    Me gusta · Responder · Hace un momento

  3. Agradezco profundamente el estado que publican, como madre de un alumno liceal, de 5° Humanístico, estoy totalmente de acuerdo, es sistemática, como la gota de la tortura china, todos los días, sin parar, todo el tiempo. Me ganaron de mano, hoy iba a publicar un estado hablando de esto, y no solamente de esto, de todos los temas, hay una difamación sistemática de muchísimos temas. Una vez más, GRACIAS!

  4. Buenas, liceo de Canelón chico, desde el 2011 se pide equipo multidisciplinario, respuesta del CES,NEGATIVA.
    Liceo nº3 de Las Piedras “Barrio Obelisco” desde el 2010 se pide equipo multidisciplinario, repuesta del CES,NEGATIVA, asisten mas de 1000 alumnos en tres turnos. En los dos casos, están todos los expedientes y respuestas del CES. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s