Así creo Israel a Hamás, por Ishaan Tharoor

ASÍ CREÓ ISRAEL A HAMÁS, por Ishaan Tharoor, para The Washington Post
Artículo original: https://goo.gl/Vm7U8H

religion

Es curiosa y oscura la historia de Hamás. Hasta cierto punto, la organización islamista cuya ala militante ha arrojado cohetes sobre Israel tiene que agradecer al estado judío su existencia. Hamas se lanzó a la acción en 1988 en Gaza en el momento de la primera Intifada con una carta ahora infame por su antisemitismo y su negativa a aceptar la existencia del estado israelí. Pero durante más de una década antes, las autoridades israelíes propulsaron activamente su ascenso.

En ese momento, el principal enemigo de Israel era el partido Fatah del fallecido Yasser Arafat, que formaba el corazón de la Organización de Liberación de Palestina (OLP). Fatah era secular y se forjó en el molde de otros movimientos guerrilleros izquierdistas revolucionarios que libraron insurgencias en otras partes del mundo durante la Guerra Fría. La OLP llevó a cabo asesinatos y secuestros y, aunque fue reconocida por los estados árabes vecinos, Israel la consideró una organización terrorista; Los operativos de la OLP en los territorios ocupados enfrentaron una brutal represión a manos del estado de seguridad israelí.

Mientras tanto, las actividades de los islamistas afiliados a la Hermandad Musulmana prohibida en Egipto eran permitidas en Gaza por Israel, una desviación radical de cuando la Franja fue administrada por el gobierno secular nacionalista egipcio de Gamal Abdel Nasser. Egipto perdió el control de Gaza frente a Israel después de la guerra árabe-israelí de 1967, que vio a Israel apoderarse también de Cisjordania. En 1966, Nasser había ejecutado a Sayyid Qutb, uno de los principales intelectuales de la Hermandad. Los israelíes consideraron, en cambio, a los seguidores de Qutb en los territorios palestinos, incluido el jeque Ahmed Yassin, en silla de ruedas, como un contrapeso útil para la OLP de Arafat.

“Cuando miro hacia atrás en la cadena de eventos, creo que cometimos un error”, dijo un funcionario israelí que había trabajado en Gaza en la década de 1980 en una entrevista en 2009 con Andrew Higgins del Wall Street Journal. “Pero en ese momento nadie pensó en los posibles resultados”.El artículo de Higgins vale la pena leerlo en su totalidad (Ver https://goo.gl/fim19X )
Luego describe el tipo de asistencia que los israelíes le dieron inicialmente a Yassin, a quien la OLP consideró un “colaborador”, y a otros islamistas de Gaza:
“La administración militar de Israel en Gaza miró favorablemente al clérigo parapléjico, que estableció una amplia red de escuelas, clínicas, una biblioteca y jardines de infantes. Sheikh Yassin formó el grupo islámico Mujama al-Islamiya, que fue reconocido oficialmente por Israel como una organización benéfica y luego, en 1979, como una asociación. Israel también respaldó el establecimiento de la Universidad Islámica de Gaza, que ahora considera como un hervidero de militancia. La universidad fue uno de los primeros objetivos alcanzados por aviones de combate israelíes en la Operación Plomo Fundido 2008-9.”

El Mujama de Yassin se convertiría en Hamas, que, se puede argumentar, era el Talibán de Israel: un grupo islamista cuyas bases habían sido establecidas por Occidente en una batalla contra un enemigo de izquierda, la Unión Soviética. Israel encarceló a Yassin en 1984 con una sentencia de 12 años después del descubrimiento de escondites ocultos de armas, pero fue liberado un año después. Los israelíes deben haber estado más preocupados por otros enemigos.
Eventualmente, el tablero se dió vuelta. Después de los acuerdos de Oslo de 1993, el reconocimiento formal de Israel por parte de la OLP y el inicio de lo que hoy conocemos como el proceso de paz, Hamas fue la pesadilla de los israelíes. Hamas se negó a aceptar a Israel o renunciar a la violencia y se convirtió quizás en la principal institución de resistencia palestina a la ocupación israelí, que, más allá de la ideología religiosa, es la razón principal de su continua popularidad entre los palestinos.

Yassin fue asesinado en un ataque aéreo israelí en 2004. En 2007, después de una victoria legítima en las elecciones por parte de Hamas que molestó tanto a Occidente y a Fatah, el grupo islámico tomó Gaza, una medida que condujo a estrictos bloqueos israelíes y al ciclo de conflicto una vez más repitiéndose.
Pero, como observa Aaron David Miller, un experto en Medio Oriente en el Centro Woodrow Wilson, una extraña y autosuficiente relación permanece. El gobierno de línea dura de Israel -compuesto por muchos políticos que tienen poco interés en ver la creación de un Estado palestino separado- se concentra en señalar la amenaza a la seguridad que representan los crudos cohetes de Hamas. A su vez, Hamas depende, escribe Miller, de “una ideología y una estrategia impregnadas de confrontación y resistencia”. Y así, concluye, son “dos partes que aparentemente no pueden vivir el uno con el otro, O APARENTEMENTE SIN EL OTRO”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s