EEUU, Colombia, la mafia de la cocaína y el auge fascista-evangélico

EEUU, Colombia, la mafia de la cocaína y el auge fascista-evangélico
por Héctor Casavieja Piriz

La producción mundial de cocaína está batiendo todos los récords (véase: https://goo.gl/8BRvm5) y el foco fundamental de producción, practicamente el núcleo generador de toda esa cocaína, es COLOMBIA. Colombia es el motor del narcotráfico de drogas derivadas de la coca para todo el planeta, teniendo como destino fundamental de consumo las más de 1000 toneladas de cocaína que salen de allí las potencias occidentales (EEUU y Europa Occidental).

Ahora pensemos un poco:

1) ¿Cuál es el principal socio estratégico militar y político de EEUU en América Latina? COLOMBIA. ¿Cuál es el único país de América Latina que tiene una alianza militar con las potencias occidentales como miembro de la OTAN? COLOMBIA, a partir del 31 de mayo de 2018. ¿Cuál es uno de los países de América Latina que tiene mayores lazos de amistad con EEUU y mayor cantidad de bases militares estadounidenses? COLOMBIA (Véase: https://goo.gl/ukWJzn). Es decir, que en la política de intervención geopolítica de EEUU en su zona de dominio, COLOMBIA es su gran caballo de Troya para América Latina.

2) ¿Qué país recibe más apoyo en América Latina por parte de EEUU en su lucha contra el narcotráfico? COLOMBIA. Y la siguiente pregunta es, si tan poderoso es EEUU en sus servicios de inteligencia, sus capacidades militares, etc. ¿Cómo es que la producción de cocaína de Colombia aumenta en lugar de disminuir (Véase: https://goo.gl/dtXNZw), como es que Colombia sigue siendo el foco más feroz del narcotráfico de cocaína en el mundo con toda el supuesto apoyo de EEUU para evitarlo? La respuesta tiene que venir rápido: NO HAY UNA VERDADERA LUCHA DE EEUU Y DE COLOMBIA CONTRA EL NARCOTRÁFICO.

3)Si unimos en nuestra mente los puntos 1 y 2 podemos comprender fácilmente que la lucha contra el narcotráfico por parte de EEUU es solo una farsa y que COLOMBIA produce cada vez más cocaína entre otras cosas para justificar el intervencionismo de EEUU allí y para justificar el intervencionismo de EEUU en cualquier otro país de América Latina con el pretexto de esa farsa, es decir, la lucha contra el narcotráfico.

4)Pero lo peor no es eso, lo peor es que el narcotráfico incentiva la violencia y la criminalidad en toda América Latina, sobre todo en países de tránsito de la droga colombiana como los centroamericanos o México, y eso significa que EEUU está promoviendo desde su caballo de Troya colombiano la desintegración moral, la violencia y la criminalidad en toda América Latina mientras mantiene la farsa de que la está combatiendo.

5)Y lo aún peor viene a continuación: Una vez que se crea desde ese foco de terror colombiano la desestabilización social de toda América Latina, es posible que los discursos fascistas y el autoritarismo religioso se conviertan en la respuesta que vastas capas poblacionales crean necesarios para resolver la situación, JUSTAMENTE LO QUE MÁS LE CONVIENE A EEUU, tener gobierno ultraconservadores y genuflexos, extremadamente obedientes, instalados por toda América Latina, gobiernos que pueden ser instaurados por la vía del discurso fácil de la lucha contra la delincuencia, el narcotráfico y también, a fin de socavar la integridad política y la democracia débil de Latinoamérica, una lucha contra la corrupción que no se hace con garantías procesales sino digitada desde el poder intervencionista con jueces que son notoriamente elegidos para realizar esa tarea.

6) ¿Por qué Uruguay aparentemente no está cayendo en este circuito intervencionista creado por EEUU? En primer lugar porque su tradición laica y democrática con un siglo de historia y que hasta ahora había sido respetada por todos los partidos políticos, constituye un obstáculo firme para el avance del autoritarismo y la introducción de la religión en la política y el estado, y en segundo lugar porque Uruguay ha estado esforzándose para salir del circuito del tráfico de la cocaína colombiana, un esfuerzo que sin embargo enfrenta fuerzas poderosas y despiadadas.

Anuncios